Quiero compartirlo en mis redes:
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Últimas entradas de Alejandro Alva Lagos (ver todo)

La protesta de trabajadores agrarios que comenzó de forma pacífica pero terminó con seis heridos y un fallecido: Jorge Muñoz Jiménez, un joven trujillano de 19 años, también protestaba en el distrito de Chao – Virú (departamento de La Libertad) cuando, presuntamente, un perdigón acabó con su vida. Más de 800 trabajadores agroindustriales alzaron su voz de protesta en los últimos días contra la Ley de Promoción Agraria, la cual fue creada el 30 de abril 2020, año en que el exdictador Alberto Fujimori fue presidente del Perú.

El lamentable hecho se dio a conocer por el congresista del Frente Amplio Lenin Bazán. Posteriormente fue confirmado por Walter Campos Palacios, miembro del Sindicato de Trabajadores Agroindustriales de Camposol, empresa donde laboraba el fenecido.

“Estábamos tranquilos, pero la manifestación se ha salido de control. La policía empezó a lanzar bombas lacrimógenas, incluso a las viviendas. Muchas personas han tenido que salir con sus hijos. Solo hubo un aproximado de treinta efectivos, pero nos llama la atención cómo han reaccionado…han disparado al cuerpo, hay perdigones, cartuchos de retrocargas que han dejado por ahí”, señaló Campos.

El bloqueo de la Panamericana Norte desató pánico y vandalismo en la zona. Entre palos y armas los manifestantes y policías protagonizaron una batalla campal que produjo que cientos de vehículos queden varados en la provincia de Virú. Tras cinco días de cortes de carreteras, el Parlamento Nacional aprobó la derogación de la Ley de Promoción Agraria y los trabajadores de las empresas agroindustriales del norte y sur del país comenzaron a desbloquear la carretera y permitir el paso de decena de vehículos. Pero según se informó, un grupo de trabajadores agroindustriales, familiares y vecinos de Jorge Muñoz Jiménez bloquearon nuevamente la Panamericana Norte para protestar por el fallecimiento del joven trabajador.

Origen de los reclamos

El paro agrario tuvo su origen en Ica, región en donde los trabajadores no cuentan con una organización gremial. En medio de una larga protesta, los trabajadores agroindustriales pidieron la derogación de ley Chlimper, que permite a las compañías agroindustriales pagar menos beneficios laborales que el régimen general.

Luego de una evaluación, el Sindicato de Trabajadores de Camposol Virú se unió a la protesta denunciando que, a diferencia de Ica, los contratos son directos y no mediante services. Sin embargo, a pesar de que se han realizado negociaciones colectivas, estas no cubren las expectativas de aproximadamente 800 mil trabajadores agrarios que 30 empresas en Virú. Walter Campos, dirigente del mencionado sindicato, manifestó que a lo largo de dichas negociaciones se despidieron arbitrariamente a los dirigentes sindicales.

A su vez, Carlos Rosales, secretario de Defensa de la Confederación General de Trabajadores del Perú (GGTP), calificó de “explotador” el régimen, ya que los trabajadores no cuentan con CTS, vacaciones ni gratificaciones.

“Consideramos que la ley 27360, del régimen agrario, atropella los derechos de los trabajadores porque no reciben beneficios como CTS, vacaciones ni gratificaciones. Desde hace muchos años estamos luchando por nuestro derecho y esperamos que esta vez se derogue este régimen”, indicó.

Asimismo, indicó que no reciben vacaciones, ya que este régimen es temporal y los trabajadores son contratos por periodos cortos y nunca cumplen un año de trabajo.

“Nunca les permiten completar un año de trabajo, entonces no tienen vacaciones. La CTS la fraccionen y la incluyen en el sueldo diario. Eso no es justo…Este régimen solo beneficia a las empresas agroindustriales que ya están exoneradas de algunas obligaciones tributarias. Durante la pandemia también fueron beneficiadas, pero siempre están pensando en la suspensión perfecta de labores”, anotó el representante.

Respuesta de la Cámara de Comercio

Por medio de un comunicado, la Cámara de Comercio y Producción de La Libertad lamentó los hechos de violencia ocurridos en la Panamericana Norte. El gremio de empresarios invocó respetar los beneficios que por ley corresponden a los trabajadores y aseguran que apoyan la tarea que cumple la SUNAFIL para sancionar a las empresas que las incumplan.

Señaló que el desarrollo del sector agroindustrial de La Libertad no se puede detener, ya que en un solo día de paro se genera 400 millones de dólares de pérdida, que a la larga perjudicará no solo a los empresarios, sino también a los trabajadores del sector.

“El contexto mundial y nacional de crisis sanitaria exige más que nunca la unidad de los peruanos, a fin de continuar por la senda de desarrollo que en los últimos años nos ha permitido reducir los índices pobreza de décadas pasadas. Esto solo será posible siempre que prime el diálogo, el respeto por las instituciones y la estabilidad jurídica que permita al sector privada continuar interviniendo y generando puestos de trabajos formales para la población”, indicó.

Pronta solución

Con el proyecto de ley que se ha presentado, se busca crear una comisión multisectorial que mejore las condiciones laborales en un plazo de 15 días. Según señaló el vocero del Partido Morado, Daniel Olivares, “se tiene el compromiso del Congreso para mejorar el proyecto de ley y trabajarlo con entes técnicas del Ejecutivo”.