Quiero compartirlo en mis redes:
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Roberto Duran

#Sátira

Una nueva peste recorre la ciudad jardín,

la tres veces coronada «villa del Covid»,

lleva barba y tiene la dermis tatuada,

el Che Guevara de la bancada morada.

 

Publicista y de la de Lima tenía que ser,

vendedor de sebo de culebra a más no poder,

el enfant terrible de Julio Guzmán,

persona non grata en el Club Nacional.

 

Willax, Expreso y El Chuculún,

ya crucificaron a este enviado de Belcebú,

autocultivo y ciclovías solo quieren estos comunistas,

braman votando en abstención los fujimoristas.

 

Da una calada cuando habla la Vásquez,

exhala cuando entra en trance la Chávez,

para la bajona un apetitoso sándwich,

ideal cuando hay que mutear a Guibovich.

 

Por su culpa en la Obra están escarapelados,

incluso el Santo Padre de Roma ha escapado,

en plaza Bolívar buscarán una nueva coartada,

poco importa si la encabeza Édgar de Torquemada.

 

Pobre Lima,

otrora ciudad jardín,

donde el macartismo todavía campea

y en donde la ivermectina no tiene fin.