Quiero compartirlo en mis redes:
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Jair Villacrez

Acababa de terminar el colegio y no sabía qué hacer. Como ya había hecho teatro de manera empírica, quería trabajar en algún lugar donde estuviera cerca de esa pasión. En 2015, lo entrevistaron en el Teatro La Plaza para ser anfitrión. Estuvo en ese puesto durante cuatro años. Un día, casi por casualidad, una muy amiga suya del teatro le presentó a la reconocida dramaturga y directora Chela de Ferrari. En cuanto la vio, le dijo: “Hola. Soy Jaime y soy actor”. Esa frase tuvo tal impacto en Chela que la llevó a idear una obra realizada por actores con discapacidad, cuyo protagonista sería Jaime Cruz (25 años).

¿Cuándo te empezó a interesar el teatro?

Desde que estaba en el colegio (Champagnat). Uno de los cursos era arte y yo me metía a las clases de actuación. Una vez el psicólogo de mi colegio me dijo que tenía las posibilidades para hacer teatro.

¿Y cuál fue tu primera obra?

El 2012 ingresé a Liberarte Talleres Especiales, un taller para personas con discapacidad, dirigido por Jonathan Oliveros. Ahí comencé con mi primera obra: La novicia rebelde; fui mayordomo. Tenía 15 o 16 años. Luego hice pequeños papeles o papeles secundarios, en Grease, Mamma mía, Shrek, Hairspray, Los locos Adams.

Para Jaime Cruz, tener el papel protagónico en Hamlet, le permitió abrirse camino en el teatro. Créditos: @jaimitocruzj

¿Y desde ahí no paraste?

Luego, el director abrió Sin Límites Teatro. Ahí hice El enfermo imaginario y El jorobado de Notre Dame, donde yo fui el jorobado. A la par, hice talleres en La Plaza con Jesús Neyra, Emanuel Soriano y Jimena Lindo. También hice clown con Patricia Portocarrero y por otro lado también hice impro.

¿Y cómo llegaste a La Plaza?

Cuando terminé el colegio, no sabía qué hacer. Entonces tuve una entrevista en el Teatro La plaza para ser anfitrión. Ahí comencé a trabajar. Yo siempre había querido actuar en algún sitio y sabía que los actores iniciaban por el teatro. Ahora hasta conozco a varios actores que son mis amigos (dice entre risas).

¿Y eso te permitió subir a las tablas?

Desde el 2015 hasta el 2019 fui anfitrión. Hasta que un día, gracias a mi amiga Chío conocí a Chela de Ferrari. Nos presentamos. Le dije a Chela: “Hola. Soy Jaime y soy actor”. Y ella dijo sorprendida: “¿¿¿Qué???”. Fue una chispa. Entonces, Chela me entrevistó; yo siempre tenía mi CV a la mano. Y ahí me dijo que haría dos proyectos: un taller para personas con discapacidad y la obra Hamlet.

Folleto de Hamlet, obra en la que Jaime tuvo el papel protagónico. Créditos: @jaimitocruzj

¿Y siempre se pensó en hacer la obra, Hamlet, interpretada por actores con discapacidad?

En un principio, el elenco de Hamlet era solo yo con actores neurotípicos. Luego, le hablé a Chela de las organizaciones (de personas con discapacidad) con las que yo trabajaba. Entonces, hizo castings, fuimos a buscar actores. De ahí salieron varios actores.

¿Y tú también hiciste el casting?

Sí. Cuando terminé mi casting, mi amiga Chío me llamó al toque y me dijo que yo había quedado (cuenta con mucho entusiasmo). Ser Hamlet me abre otras puertas para hacer más cosas. Ser Hamlet en el Teatro La Plaza era mi sueño. Yo siempre quise actuar en la Plaza.

¿Cuál fue tu reacción cuando supiste la noticia?

Una anécdota: cuando yo era anfitrión, a mi mejor amigo, Rodrigo Valencia, se le dio la oportunidad de trabajar en una obra de La Plaza, La Odisea. Él me dijo: “En algún momento, te tocará a ti”. Y cuando me eligieron para ser Hamlet, él y mi familia se quedaron en shock.

¿Y cuál fue para ti el principal reto al subir a un escenario como La Plaza?

Era tanto contar la historia de Hamlet como nuestra historia. Contar eso para las personas era un poco fuerte.

Pero lograron atrapar al público, incluso con un poco de humor.

Sí, Chío y Chela le pusieron ese toque de humor, además de nuestra personalidad.

¿Cuáles crees que son las mejores obras que has hecho?

Grease, Mamma mía, El jorobado de Notre Dame y Hamlet.

¿Cuáles son tus géneros favoritos?

De todo.

Jaime también quiere convertirse en influencer. Créditos: @jaimitocruzj

Y ahora en plena pandemia, ¿has experimentado el teatro virtual?

Sí. Hice una obra que se llama Arcillas.

¿Y sientes el mismo efecto que en las tablas?

El mismo.

¿Y qué otras cosas quieres hacer?

Ahora quiero entrar a Preludio, que es un teatro musical, una formación más completa. A mí me gusta hacer de todo. Después del teatro, también quiero ir a series, novelas, cine.

¿Una película?

Sí.

¿Has hecho casting para televisión o cine alguna vez?

Sí, para Mujercitas. Audicioné, grabé, y no salió.

¿Y seguirás intentando?

Dejo abierta toda posibilidad. También quiero trabajar en productoras. Ah, y también quiero ser influencer, figura pública. Aunque recién me estoy iniciando en las redes sociales (risas). Además, quiero hacer otras cosas, como deportes de aventura, triatlón.

¿Y qué haces cuando no haces teatro?

Hago deporte y viajo, viajo mucho. Soy autogestor de la Sociedad Peruana de Síndrome de Down. Soy parte del staff y también he sido de la Junta Directiva. También estoy en organizaciones como Inclusión Internacional y Empower us. Por estas organizaciones, viajé a Inglaterra, México, Colombia, Estados Unidos y Bolivia. También he ido a la ONU. Si no hubiese pasado esto (la pandemia), me iba a Kenia.

En 2019, Jaime Cruz fue invitado por la ONU para exponer ante el Consejo de Derechos Humanos. Créditos: @jaimitocruzj

¿Y cuál es tu función en esas organizaciones?

Soy coordinador de la Red Latinoamericana de Autogestores. Mi función es hacer todo lo que yo hago. Ser actor es todo lo que tiene que ver con actuación: baile, canto. Si debo bailar, bailo; si debo cantar, canto; si debo hacer un personaje de mujer, lo hago (dice sonriente).

¿Tienes expectativas de ir a otro lado a estudiar teatro?

¡Hala, madre! Ahí sí me agarraste. (Hace una pausa larga) Tengo expectativas de viajar a Nueva York.

¿Broadway?

Obvio. Quiero ir a los teatros y cines del mundo. Pero para eso se necesita estudiar inglés.

¿Y cómo te va con el inglés?

Más o menos, pero bien (risas).

¿Dónde te ves en 5 años?

Wow. Qué pregunta. Creo que siendo un gran actor profesional, pero también un gran deportista. Soy deportista desde los 5 años. He probado algo de deportes: tenis, básquet, fútbol, natación, surf y atletismo.

Mientras tanto…

Me gusta salir con mis amigos y amigas, ir a juergas, a tomar (dice entre risas). Vivo con mis padres, mi hermana y mi perrita. Y tengo mi enamorada, que es bailarina y modelo, y quiere ser profesora de baile.

Qué bien.

Ah, y hay algo que no te he contado: también he sido modelo…

Jaime, practicando surf. Créditos: @jaimitocruzj