Quiero compartirlo en mis redes:
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Sofía Salazar

A Perú le aqueja la informalidad. Sin embargo, a pesar de la pandemia, un total de 488 431 medianas y pequeñas empresas (Mypes) lograron ser formales durante el 2020, según estima Mypes Unidas del Perú (MUP). Para Julio Pardave, este problema debe resolverse con planes estructurados. Asegura que es necesario agilizar los procesos de reactivación económica, una vez que todo el país esté vacunado. Por ello, está a favor de la unión de los privados para traer la vacuna al país.

¿Cómo curamos la informalidad empresarial en el Perú?

Se tiene que establecer un plan que ya esté estructurado: reactivación de nuestra economía. Esto es, inyectar dinero fresco para que las empresas empiecen a trabajar. Una vez que empiezan a moverse se generan los puestos de trabajo que llevan a la formalidad, y estos puestos de trabajo se van a formalizar e ingresar. ¿De dónde sale ese dinero? De los 37 mil millones de soles de más de 150 proyectos que tenemos en el Perú, que están trabados. La fórmula es destrabar proyectos como de Chavimochic, Majes, proyectos mineros. No va a salir dinero de los ciudadanos, no va a salir préstamos, es ponerle valor a lo que tenemos. Tenemos muchos proyectos que van a salir dormidos.

Sobre todo, porque hay que darle atención a estos proyectos que se presentaron en gobiernos previos, gobiernos regionales. Justamente hablando de la microempresa, el año pasado se dio el programa Reactiva, donde se prestaba atención a este sector afectado por la pandemia. ¿Cree que funcionó? ¿Qué mejoras le haría?

No. Yo lo dije, si es que no fui de los primeros en mencionar que eso no iba a funcionar. Y no va a funcionar porque, si queremos salvar a los más afectados, ¿quiénes son: los de arriba o los de abajo? Los de abajo son el 94.5%. Uno de los requisitos para ingresar al Reactiva era que tengas ‘expertiz’. Pero lo que no sabía el Estado —y todos los funcionarios— es que solamente el 4.5% de las microempresas que forman parte del 94.5% trabajaban con los bancos ,y eso era un requisito, trabajar con los bancos. Entonces, dejaste fuera a la mayoría de comercio, servicio y manufactura.

Segundo, cuando vimos cómo funcionó Reactiva, Pae-mype y otros programas, aparecieron cifras que indicaban que se había beneficiado a 425 mil empresas, muchas más de las 10 mil y otras cosas más. Pero, si preguntas cuánto dinero llegó a las que accedieron al programa, hacemos un promedio que llegó a cada 1800 soles, y con esa cantidad no se puede reactivar una empresa. Entonces, en el otro grupo, de medianas y grandes empresas, el número fue más pequeño, pero sí vemos cuánto les llegó a estas empresas, ahí vemos la diferencia. Yo no salvo una empresa con 1800 soles. Salvas una empresa, por más chiquita que sea, con 50 mil soles o 100 mil. Toda ayuda es buena, pero se debe sectorizar.

¿Está a favor de que los privados sean los aliados para que puedan traer la vacuna y pueda avanzarse en un porcentaje un poco más rápido en el tema de vacunación?

Tú lo has dicho: rápido. Cuando hay una desgracia, todos hemos salido corriendo: privados, la iglesia y la empresa.

Porque nos afecta a todos…

Exacto, porque no podemos estar contentos cuando están muriendo 50, 100, 200, 300 personas diarias. Esto es una guerra. La empresa grande, la minera, todos queremos combatir este virus, dejemos que los privados traigan la vacuna. Una vez que paremos esta caída, la gran inversión y la gente saldrá a trabajar. Todo se va a reactivar porque vamos a estar más seguros. Los motores para que un país salga adelante son las exportaciones que, lamentablemente, se cayeron; la inversión privada y pública, la demanda interna… porque estamos en cuarentena. Si nosotros como gremio empezamos a trabajar para que la vacuna llegue y que sea en alianza con el Estado, podemos combatir esta tragedia.

¿Cuántas empresas cerraron en el 2020 y cuántas se abrieron en el mismo período?

Lo bueno que nos ha pasado con la pandemia es la tecnología (…). Lo que se tiene que hacer ahora es reinventar, producir alimentos que vengan de nuestros suelos. La salud pasó al primer lugar y ahora debemos mirar a otros negocios, como las mascarillas o los guantes, que es un mercado que debemos empezar a trabajar; pomos para depositar el alcohol, los maletines… Hay una serie de productos que se van a quedar para siempre con nosotros.

Hablando un poco más del campo político, ¿podría mencionar de manera muy concreta tres problemas de Lima que atendería desde el Congreso?

Primero: combatir la corrupción, venga de donde venga, que tenga que ver con un acuerdo nacional, porque es un mal que nos ha hecho 20 mil millones de soles. Trabajaré con todo el Perú y castigando a todo corrupto. Segundo: las compras a las micro y pequeñas empresas. La ley N° 28015, vamos a sectorizarla, y hay que darle un porcentaje a cada una, cuando el Estado establezca su demanda. Tercero: trabajaremos un proyecto de emprendimiento. De cada cinco jóvenes, cuatro están desempleados. Entonces, trabajaremos para que sus proyectos se cristalicen, para que el Estado, en un tiempo, los acompañe; y cuando estén listos para salir al mercado, saldrán.

En la página de Voto Informado, menciona que es trabajador de la empresa JP5 INTERNATIONAL EIRL, donde fue director ad honorem desde el 2011 hasta el 2020. ¿Qué aprendió durante todo este tiempo?

Yo empecé a trabajar desde los 10 años pintando fachadas, casas. También trabajé de ambulante. Llegué a ocupar el puesto de ejecutivo de ventas hasta llegar a subgerente de La Unión (…). Estuve en una empresa: Unidad. Después de casi 10 años, me dediqué al sector de la mype para saber cuál era su problemática con mis propios recursos. JPS es una empresa que tiene 12 años, que es de mi hijo y de mi hija, que tiene otra empresa; y ahora soy director ad honorem. Aparte tengo una propiedad en Gamarra, una en San Borja. Tengo más de 30 años de experiencia y, como padre, lo que uno tiene que hacer es darles lineamientos con los errores que uno cometió para que no les vaya mal.

Justamente por lo que pone en Voto Informado sobre sus inmuebles…

Uno es una herencia de mis padres y la propiedad está en San Isidro, en la avenida Petit Thoaurs. La de Gamarra es una tienda que está a mi nombre y de mi esposa, y la alquilamos. La última propiedad está en San Borja.

Te invitamos a ver la entrevista completa aquí: