Quiero compartirlo en mis redes:
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Sígueme

Según las cifras oficiales el Partido Popular-PP, con Isabel Díaz Ayuso a la cabeza, ha obtenido el 44.73% sobre el Partido Socialista Obrero Español-PSOE (16.85%), Más Madrid -MM (16.96%), Vox (9.13%), Unidos Podemos -UP (7.21%) y Ciudadanos -CS (3.57%). Estas elecciones afectan a más de 75 mil peruanos que viven en la Comunidad de Madrid de manera formal.

La política dividida

La campaña de Isabel Días Ayuso ha logrado que el PP vuelva a posicionarse como la principal fuerza política de la capital española, después de que convocase elecciones anticipadas por haber perdido el apoyo dentro de la Asamblea. Ayuso ha logrado imponer en su discurso la idea de que está en juego el modelo de vida para la ciudad de Madrid ante ideas como la de UP de Pablo Iglesias y el PSOE, las mismas que ha calificado durante la campaña como “antiliberales”, “socialistas” y “comunistas”. Su lema “comunismo o libertad” ha tenido un fuerte impacto en una sociedad madrileña desgastada por las medidas sanitarias impuestas por el gobierno socialista de Pedro Sánchez, en medio de una campaña protagonizada por las pullas y amenazas de muertes.

Es necesario decir que, nuevamente, se ha visto una división entre los votantes más jóvenes de derechas que prefieren votar por Vox y de los jóvenes de izquierda que prefieren votar por UP, ambos partidos más extremos que los tradicionales PP y PSOE.

“Hoy elegimos el modelo de comunidad y el modelo de país que queremos a partir de mañana”, dijo Díaz Ayuso al salir de su mesa de votación, mientras era recibida con aplausos y abrazos. Para el PP ha resultado importante ganar en Madrid porque esto perfila a dicho partido para las elecciones generales de España el 2023, en las cuales Pablo Casado es el candidato favorito para representar al partido de la gaviota. En una elección cuyo porcentaje de participación ha sido de 28,44%, 2.26% más que las elecciones de 2019. Díaz Ayuso se verá obligada a establecer un pacto con otro partido para alcanzar los 69 escaños necesarios para tener mayoría absoluta.

Se dice que un aliado natural del PP sería el partido de ultraderecha Vox, lo que preocupa a propios y extraños. Según La Vanguardia, Casado aspira a que su partido pueda solo en Madrid puesto que aliarse con Vox impediría que el PP mantenga la imagen de centro que requieren para abrir su camino a la Moncloa. Mientras que el presidente de España, Pedro Sánchez ha dicho que ve con preocupación una alianza PP-Vox porque podría significar “el principio del fin de una democracia vigorosa en Madrid”.

Madrid está tan polarizado que el mismo Pedro Sánchez fue abucheado al dar algunas palabras en su centro de votación a su salida del centro cultural Volturno, en Pozuelo de Alarcón. Algunos seguidores lo aplaudían mientras otros le gritaban “¡fuera!”.

Cambios en comparación del 2019

En el año 2019 el PSOE fue el partido que obtuvo mayor votación, con el 27,31%, mientras que el PP lo siguió con el 22,23%, CS con el 19,467%, MM con 14,69%, Vox con 8,88% y UP con 5,60%. Así, Díaz Ayuso pudo hacerse con la gestión del Madrid tras un pacto con CS y Vox que permitieron sumar en total 69 escaños de los 66 necesarios para tener mayoría en la legislatura. Estas cifras han cambiado completamente, en parte por la polarización y por el desgaste del gobierno nacional de Pedro Sánchez (PSOE) y Pablo Iglesias (UP).

Con los resultados del día de ayer el PP ha obtenido 65 escaños, mientras que el PSOE, con Ángel Gabilondo a la cabeza ha obtenido 24, MM 24, Vox 13, UP 10. Por lo que para formar gobierno necesitarían de los votos de Vox, con quienes se podría llegar a un acuerdo para que se sumen al gobierno sin formar parte de él oficialmente dada la diferencia de los votos. Por otro lado, la opción de ciudadanos se ha licuado a comparación de las elecciones pasadas puesto que no ganó ningún escaño.

Pablo Iglesias, el gran perdedor de las elecciones

Por su lado, Pablo Iglesias tras votar dijo que: “Madrid va a dar una lección a los corruptos, los mentirosos y los violentos”. Sin embargo, el líder de UP ha sido el gran derrotado de estas elecciones. No solo porque su partido ha obtenido solo el 7.21% de los votos sino porque para poder participar en estas elecciones, Iglesias ha renunciado a su cargo como diputado de la cámara baja y a su cargo como vicepresidente del gobierno español. Iglesias ha sido duramente criticado en los últimos años por supuestos financiamientos por parte del Gobierno de Venezuela de Nicolás Maduro, por haber incrementado exponencialmente su patrimonio personal y por el “caso Dina” que se encuentra en investigación.

Iglesias, el día de ayer, anunció su renuncia a la política española. “Dejo todos mis cargos. Dejo la política entendida como política de partido institucional”, dijo en una conferencia de prensa después de conocidos los resultados.