Quiero compartirlo en mis redes:
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Rodrigo Del Castillo
Últimas entradas de Rodrigo Del Castillo (ver todo)

La edición número 93 de los premios de la Academia se dio el 25 de abril. En esta oportunidad, los invitados fueron en persona a diferencia de ceremonias como los Emmys que se realizaron por videollamadas. Todas las personas que participaron fueron vacunadas antes de atender a la ceremonia.

Fue una ceremonia de cambios, de primeras veces y momentos históricos, una ceremonia en la que pudimos ver una celebración de diversidad difícil encontrar en Los Oscars desde hace tanto tiempo. Tras años de críticas sobre lo blanca que resultaba la ceremonia, el cambio fue notable aunque no se puede afirmar que no hayan cambios y mejoras por hacer. También fue una ceremonia de cosas inesperadas, como aullidos de lobo repentinos, momentos de humor espontáneo y el baile de Glenn Close.

La alfombra roja de este año fue algo clásica en contraste, y aunque muchos de los diseños fueron hermosos hubo pocas cosas que nos intrigaran.  Aun así, algunos highlights fueron el fluido vestido amarillo de Zendaya de Valentino, el soleado vestido de Carey Mulligan, naranja, brilloso y completamente cubierto de lentejuelas, también de Valentino y el vestido intensamente rojo de Amanda Seyfried por Armani Privé. El momento más espectacular de la alfombra roja podría haber sido el enterizo de onda setentera de Saint Laurent que usó Lakeith Stanfield.

Zendaya de Valentino

 

Carey Mulligan de Valentino
Amanda Seyfried
Lakeith Stanfield

Algunos de los nominados no asistieron a la ceremonia, uno de ellos fue Anthony Hopkins, quien ganó el Oscar al mejor actor principal por su actuación en The Father, una adaptación de la obra de teatro francesa “Le Père”, en la que interpreta a un padre con demencia. Olivia Colman hizo el papel de su hija, por el cual también fue nominada como mejor actriz de reparto.

Anthony Hopkins y Olivia Colman en «The father»

Dos años después desde su segundo Óscar, por su papel en “Three billboards outside Missouri”, Frances McDormand ganó una nueva estatuilla a mejor actriz principal por su retrato de Fern en Nomadland, de Chloé Zhao. Este sería su tercer Oscar, una aceptación que vino acompañada de aullido como lobo.

Frances McDormand en «Nomadland»

Daniel Kaluya ganó el premio a mejor actor de reparto por su actuación como Fred Hampton en “Judas and the black messiah”, que cuenta la historia de la traición de Bill O’Neal, un informante del FBI que se infiltró en el partido Black Panther para traicionar a su líder. Lakeith Stanfield, quién retrató a Bill, también estaba nominado por su papel en esta película.

Daniel Kaluya en «Judas and the black messiah»

Yuh-Jung Youn ganó como mejor actriz de reparto por su interpretación de Soon-ja en “Minari”, del director Lee Isaac Chung, que retrata la vida de una familia de inmigrantes coreanos viviendo en los Estados Unidos durante la década de los ochenta. Después de recibir el premio de las manos de Brad Pitt, dijo “Señor Pitt, finalmente es un placer conocerlo, ¿Dónde estaba mientras filmábamos en Tulsa?”

Yuh-Jung Youn en «Minari»

«Nomadland» ganó como mejor película y su directora, Chloé Zhao, quien se convirtió en la segunda mujer en ganar el premio y en la primera mujer china en recibirlo a la mejor directora.

«Nomadland»

 

Chloé Zhao

Emerald Fennell ganó por el guion original de su película “Promising Young Woman” en la que una mujer finge estar completamente borracha, permitiendo que hombres la lleven a sus casas solo para revelar que realmente está sobria, momentos antes de que ocurra el abuso para vengar la muerte de su mejor amiga.

«Promising Young Woman»

Emerald FennellMia Neal y Jamika Wilson hicieron historia en ser las primeras mujeres negras en ganar el Oscar en la categoría de peinado y maquillaje por su fantástico trabajo en «Ma Rainey’s black bottom» que retrata la historia de una de las primeras cantantes de blues clásico en cantar acompañada de un piano u orquesta.

«Ma Rainey’s black bottom»
Mia Neal y Jamika Wilson

En total se entregaron 23 estatuillas y si bien estos han sido tiempos difíciles para las artes, especialmente para este tipo de eventos, esta edición de los Oscar  ha servido  para recordarnos que aún hay mucha historia por hacer y mucha belleza por ver.