Quiero compartirlo en mis redes:
Share on Facebook
Facebook
Share on LinkedIn
Linkedin
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Sofía Salazar
Últimas entradas de Sofía Salazar (ver todo)

Con Guido Bellido a la cabeza como premier se confirma que Vladimir Cerrón es el hombre fuerte en la sombra en la Presidencia de la República y de Pedro Castillo. Es más que seguro que el nuevo «Vladi» pone y saca a ministros con o sin la anuencia de Castillo. Bellido, su principal guerrero, es el velador en caso de una moderación de Castillo.

Queda claro que Guido Bellido no es apto para ser primer ministro y que su designación es una provocación hacia el Congreso. Las declaraciones de Bellido sobre, Cuba, Corea del Norte, la igualdad de género, la comunidad LGTB+, el MRTA y Sendero Luminoso pintan de cuerpo entero al premier como un alfil de Vladimir Cerrón para buscar la negación al voto de investidura a su gabinete y poder condicionar al Congreso.

El plan parece trazado: se encuentran en la búsqueda de la disolución del congreso y la convocatoria a una Asamblea Consituyente por mecanismos ilegales y para ello están dispuestos a todo. Desde el mandato del premier este es un escenario posible.

Pero veamos un poco más allá.

Algunos de los ministros que conforman parte del nuevo gabinete de Castillo tienen nexos con Sendero, el terrorismo y mantienen posiciones radicales. Uno de ellos es Iber Maraví Olarte, ministro de trabajo quien se le han señalado vínculos con personas afines al Movimiento por la Amnistía y Derechos Fundamentales (Movadef), considerado el brazo político de Sendero Luminoso.

El actual ministro de Defensa, Walter Ayala fue destituido de su cargo en el Colegio de Abogados de Lima en enero del 2019, por haber dispuesto la suspensión de la colegiatura del exfiscal supremo Pedro Gonzalo Chávarry. Además también sancionado con seis días de arresto de rigor tras determinarse que se confirmó que incurrió en faltas graves contra la moral policial y contra la disciplina por haberse negado que conocía a una persona sobre la que pesaba una orden de captura por el delito de receptación.

El ministro de Relaciones Exteriores, Héctor Béjar también ha sido cuestionado por mostrarse a favor de las políticas aplicadas en el país de Venezuela, con pensamiento de «obligación moral» ante la defensa del gobierno de Nicolás Maduro y claro defensor de la dictadura que vive Cuba. Un total radical en pensamiento.

Y la joya de este gabinete es Guido Bellido quien es considerado un político de izquierda radical, su historial político incluye la apología al terrorismo pero sobre todo, muy cercano al fundador de la colectividad de Vladimir Cerrón

Aunque el flamante premier dijo que “hay que estar con tranquilidad» y » vamos a estar bien», ninguno de los peruanos puede sentir tranquilidad cuando pensamientos radicales de gobierno están al mando de nuestro país.

Consideramos desde este editorial que las propuestas de algunos ministros deberían ser replanteadas y reasignadas. Creemos que existen profesionales a la altura de asumir retos que ayuden a nuestro país a generar calma. A menos que esa no sea la intención del presidente Castillo; mucho menos de Vladimir Cerrón.